Vinos y Slow Food al mejor precio - ENVÍO GRATIS en pedidos superiores a 50€ (Península)

Receta de canastillas de paté de pato azulón ArteMonte y mango

Receta de canastillas de paté de pato azulón ArteMonte y mango

Nivel: fácil
Tiempo de reparación: 15 minutos

No hay aperitivo más sencillo y rápido que preparar que unas canastillas de paté de pato azulón y mango. Unos aperitivos llenos de sabor. El paté de pato azulón de ArteMonte es un paté suave, elaborado con carne de pato azulón, el más jugoso y sabroso de su raza.

La combinación del paté de pato azulón con el mango, hace de estas canastillas un bocado agridulce muy agradable al paladar. Las canastillas no son pesadas de comer y tienen el tamaño perfecto para comerlas en uno o dos bocados, el canapé perfecto. Las canastillas de paté de pato azulón y mango son perfectas para cualquier momento del día, pero preparar estas canastillas para momentos especiales es lo suyo porque con poco trabajo obtendremos un resultado fantástico con el que sorprenderemos a todos.

 

Ingredientes

Para preparar la receta de canastillas de paté de pato azulón y mango necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 1 tarro de paté de pato azulón
  • 1 mango
  • 1 paquete de canastillas pequeñas
  • Reducción de Pedro Jiménez

Preparación de la receta

  1. Paso 1: Pelamos el mango y cortamos en rodajas. Cada rodaja la partimos en tiras y a su vez en pequeños cuadrados. Reservamos.
  2. Paso 2: Abrimos el paté de pato azulón que tendremos a temperatura ambiente y removemos para hacerlo más suave.
  3. Paso 3: Rellenamos las canastillas con el paté de pato azulón.
  4. Paso 4: Repartimos el mango picado por las canastillas rellenas de paté.
  5. Paso 5: Añadimos unos hilos de reducción de Pedro Jiménez.
  6. Paso 6: Servimos.

Como dice María en el vídeo, las canastillas rellenas de paté de pato azulón se pueden servir con cebolla caramelizada, el mango previamente caramelizado, con cualquier fruta que tengamos o más nos guste o incluso con mermelada. Lo importante es que quede el contracte de dulce y salado.

Si queremos hacer el bocado aún más pequeño, en vez de canastillas podemos usar pequeños biscotes con un poco de paté de pato azulón y una pizca de mermelada o unas nueces picadas. Un bocado bien rico. Recordar que estas canastillas se tienen que preparar justo cuando las vayamos a servir. Preparar estas canastillas con antelación solo conseguiremos que se queden las canastillas húmedas y perderían el toque crujiente que hace de estas canastillas un bocado especial.